Fidel y la búsqueda de la paz para Colombia

Fidel Castro defendió la paz con justicia social, “una paz en la que el libre desarrollo de cada uno sea la condición del libre desarrollo de todos, ¡una paz sin barbarie!”[1].

El actual proceso de paz en Colombia, en curso hace más de 6 años, fue acompañado y orientado por Fidel Castro. La mesa de negociaciones ocurrió en Cuba. La firma del acuerdo entre el gobierno colombiano y las FARC no habría llegado a buen término sin el decidido apoyo del pueblo cubano y otros pueblos latinoamericanos.

La partida de Fidel Castro nos dejó como herencia la “coherencia y consecuencia de una vida por la soberanía y autodeterminación de los pueblos, por el fin del hambre, por la vivienda, salud, educación, arte, deporte, para toda la humanidad, por el fin de la explotación de las grandes mayorías por parte de unos pocos” (Tapiro, 2016).

Esos ideales inspiraron su vida de lucha. La canción de Carlos Puebla traduce la incansable búsqueda por la autodeterminación cubana. El ascenso de Fidel ocurrió cuando en Cuba los ‘usurpadores del poder popular’ “pensaban seguir jugando a la democracia y el pueblo que en su desgracia se acabara de morir […] Y seguir de modo cruel contra el pueblo conspirando para seguirlo explotando […] Y seguir de modo cruel con la infamia por escudo […] Y seguir de modo cruel sin cuidarse ni la forma con el robo como norma y en eso llegó Fidel”.

[1] TAPIRO, Juan. Gracias comandante Fidel, tu ejemplo es el camino. E-mail, 26/11/2016.

Anúncios